Represion contra la mujer en el franquismo

La perversidad del régimen franquista tuvo una de sus caras más extremas en el trato que se les tributó a las mujeres republicanas que se encontraban detenidas. En muchos casos, las féminas sufrían el denominado delito consorte, por el cual eran detenidas aquellas que eran esposas, hermanas, compañeras o hijas de hombres republicanos; el siguiente paso era que se les rapase el pelo y que fueran sometidas a obscenos abusos y a violaciones.

En el caso de que las mujeres estuvieran embarazadas, las autoridades franquistas abogaban por propinarles golpes brutales en el bajo vientre. Los insultos sexistas, las humillaciones y les vejaciones eran el pan de cada día de las mujeres republicanas apresadas, aunque en muchos casos estuvieran detenidas de una manera preventiva o por mera asociación con republicanos. Las mentes enfermas del régimen franquista también pusieron en práctica las purgas con aceite de ricino o las descargas con electricidad dirigidas a las zonas genitales; los abortos forzados y el robo de los bebés para su posterior tráfico fueron el dantesco escenario que prosiguió al final del periodo republicano.

Ahora se presenta por vez primera una querella que pretende enfrentarse a tantos crímenes de género perpetrados durante la dictadura de Franco. La jueza argentina María Servini de Cubría, que se encuentra instruyendo el proceso abierto contra los asesinatos del franquismo, ha sido instada por la organización Women`s Link a investigar también los crímenes que tuvieron a las mujeres como víctimas especiales.

La querella se hace eco de los testimonios de seis mujeres, de las que cinco de ellas fueron asesinadas tras sufrir los terribles abusos. Lidia Falcón, actual presidenta del Partido Feminista, es la sexta mujer, toda una superviviente que logró permanecer con vida y superar el horror franquista, a pesar de que fuera detenida siete veces entre el año 1960 y el año 1974.

https://es.wikipedia.org/wiki/Represi%C3%B3n_franquista