NURAGHI, CADA VEZ MÁS PRESENTE

Cuando los turistas visitan Cerdeña, no pueden dejar de ver todo tipo de nuraghi a su alrededor. Pero ¿en qué consiste? Son muchas las preguntas y dudas al respecto. Expertos en arqueología ya han afirmado en numerosas ocasiones la relación que existe entre los nuraghi y las construcciones de las islas baleares. Pero vamos a poner en antecedentes a aquellos que desconozca la cultura nurágica.

NURAGHIEn primer lugar, la cultura nurágica tuvo origen y desarrollo en Cerdeña y se propagó por Córcega. La podríamos situar en la edad de bronce hasta el S.XII. Los nuraghis son las piezas de carácter megalítico que destaca por su tamaño y que a poco a poco se han ido convirtiendo en obras de gran valor. Las primeras fueron denominadas como protonuraghi y tiene un fuerte lazo de unión con la religión.

Entre sus numerosas funciones de los nuraghis, se encontraba la de intentar impedir la invasión. De ahí que todos ellos estuviesen en una posición privilegiada. Y eso además nos demuestra la importancia del comercio marítimo que había en la época.

Pero a partir de ahí podemos distinguir dos tipos de nuraghis: por un lado tholos y por otro corredor. Pero ¿para que servían? Hay muchos debates respecto a esto. Unos dicen que su función eras para las tumbas, otros para las casas o castillos donde vivían personalidades de gran renombre… Sea como fuere es impresionante y ha sido considerado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Los que han podido visitarla, han conocido a través de los guías turísticos, cómo vivían allí.  Hay más de 7000 nuraghis repartidos por toda Cerdeña.

Otras de las construcciones también visitadas es el nuraghe de Su Nuraxi de Barumini. También en Sassari nos encontramos con un nuraghi mucho más esplendoroso como era Santu Antine. Pero sin duda el que mejor se mantiene de todos es el de Serra Órrios en Dorgali.

A pesar de la llegada de los fenicios este tipo de cultura nunca llegó a su fin.