La romanización de las Islas Baleares

La fascinación por el futuro que tiene el ser humano es insaciable, pero a la hora de ir a la búsqueda de piezas, relatos, construcciones y cualquier cosa del pasado también existe una gran afición por parte de la humanidad por saber qué pasó, por qué ocurrió y muchas veces lo que más se busca saber es cómo pasó, una fase histórica muy importante de España tiene que ver con la invasión que realizó Roma a las Islas Baleares en el año 123 A,C., y la gran importancia que tuvo este acontecimiento o periodo histórico para la evolución de las Islas Baleares a través del paso del tiempo.

Transcurría el año 123 A.C. cuando pequeños barcos romanos llegaron a la isla de Mallorca con la intención de tomarla para incluirla como parte del gran Imperio Romano, desde ahí empieza la llamada romanización de las Baleares y todo lo que eso implica. Cuando Roma conquistaba un nuevo territorio se veía una imposición totalitaria de la cultura la cual fue más que evidente en las Baleares; se impuso el latín como lengua oficial en las Islas y se comenzó a convertir a la población hacia la religión Romana obligándose también a la población de las Baleares a rendir culto al emperador del momento.

La conquista de las Baleares significó para el Imperio Romano el dominio total del mediterráneo y un gran avance para el comercio entre sus provincias, gracias a la creación del puerto de la ciudad de Pollentia que se convertiría en uno de los puertos más importantes en el paso del mediterráneo para el Imperio.

Al ser un paso comercial importante a las Baleares llegaron grandes aristócratas y personas de poder en Roma, y esto significó creación de ciudades importantes y a su vez la creación en estas ciudades de edificios y construcciones a gran escala que hasta hoy siguen siendo maravillas del mundo, actualmente utilizadas para el turismo y el recordar histórico.