La Diosa Tanit tan presente hoy en Ibiza como en los tiempos de los cartagineses

Cuando se habla de visitar un cementerio, tal vez se piense que es algo extraño y  que quizás no es la idea de viaje o paseo que la mayoría tiene en mente. Pero conocer el tratamiento que las diferentes culturas han dado al tema de la muerte es mucho más apasionante de lo que puede parecer a simple vista.

El yacimiento arqueológico del Puig des Molins, que es una necrópolis ubicada en Ibiza, fue declarado bien de interés cultural en el año 1977 y patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999.  En una época tenia molinos en su cima y es desde esos tiempos que recibió su nombre; otra singularidad  es que durante un largo periodo fue un lugar de siembra de olivos, gracias a lo cual el estado de conservación de las tumbas es excepcional ya que nunca se edificó en esta área.

Su utilización como cementerio duró desde su fundación por los fenicios hasta la época romana, de allí que fue creciendo en extensión hasta llegar a ocupar casi 5 hectáreas y  es la razón de que se  estime la existencia de 3000 tumbas. Aunque actualmente solo pueden observarse  unas 340.

En esta  necrópolis se han encontrado objetos diversos, tales como joyas, monedas, ofrendas, vasos y cientos de figuras de barro cocido, que según los expertos podían ser representaciones del  difunto, así como también de animales sagrados o dioses. Una de las más famosas en Ibiza es una representación de la diosa Tanic que fue hallada en este yacimiento y que hoy en día se conserva en el Museo Monográfico de Puig des Molins, creado por cierto para mostrar la gran cantidad de piezas encontradas  allí.

Sobre este  famoso busto, que se ha convertido en la imagen más representativa de Ibiza, se ha desatado recientemente una gran polémica sobre si es realmente una imagen de Tanic o de Deméter o, quizás, por ofrecer otra opción, de la diosa Koré, en el caso de que la tesis de que fue creada por un artesano griego sea cierta. El único dato del que se tiene certeza absoluta es que fue hallada en la necrópolis de Puig des Molins y que en Ibiza se le rinde culto aun hoy en día.

Tanit fue la diosa más importante de la mitología cartaginesa, fue la diosa de la fertilidad de la tierra, de los animales y de las personas, fue la diosa del amor y de la vida, pero también era la protectora de los difuntos, era ella quien ayudaba al espíritu de los muertos a franquear las amenazas del paso hacia el más allá, que según las creencias de esta civilización existían.  También se cree que se le ofrecían sacrificios de niños, especialmente de primogénitos, que eran llevados a una cueva situada al norte de Ibiza para ser degollados y quemados por los sacerdotes, buscando congraciarse con la deidad cuando las cosas en la ciudad no andaban del todo bien.

Tanit se convirtió en la diosa de Ibiza, siendo venerada hasta la cristianización y aunque ya no se le ofrecen sacrificios de niños, a dios gracias,  es un icono de la ciudad y su imagen está presente en muy variadas formas, siendo posible encontrar una empresa de cerrajeros profesionales con su nombre o mostrarse como decoración de una vitrina de una tienda.