El parque de arqueología Puig de sa Morisca

Este parque tiene lugar en esta elevación montañosa pequeña, la cual está situada en Santa Ponsa, que es una locación turística, que se encuentra en Calviá, un municipio de Mallorca. Esta colina, desde el año dos mil dos, está preservada, considerada un parque arqueológico, el cual está abierto al público y previa adaptación por el gobierno de las Islas Baleares, en su consejería del turismo, convirtiéndose este parque en un gran atractivo de turismo, que tiene muchísimos visitantes al año en vista de que además, este parque forma una parte importante del llamado Paseo Calviá, que tiene una extensión de 35 hectáreas, considerándose un pulmón del municipio.

En este parque hay varios yacimientos de arqueología, y tiene restos de un talayote que tenía un diámetro de 9 kilómetros, con una planta de forma circular, y un portal en muy buen estado. Lo impresionante de este parque es que consta de 15 yacimientos en un radio de tan solo 10 kilómetros; desde la cumbre de esta montaña se tiene una vista panorámica bastante amplia, lo cual ofrece una explicación de por qué lo eligieron sus antiguos pobladores, tenía una ventaja estratégica considerable, ventaja que aumentaba considerablemente por cuanto está rodeado totalmente por un bosque de pinos, que aunque era pequeño brindaba protección extra.

El poblado existente en lo que hoy es este parque arqueológico estuvo habitado durante muchos años, exactamente desde la época talayótica hasta mil doscientos veintinueve, cuando Jaime I, el rey de ese momento, intentó arrebatar esta Isla a los llamados sarracenos; esto se puede ver porque los restos que se han encontrado en el parque son muy variados, incluyéndose un escudo de origen musulmán.

Este parque arqueológico ha brindado mucha información sobre el pasado de las Baleares, y sin duda seguirán descubriéndose cosas nuevas que traerán una visión nueva al respecto. Lo cierto es que la protección que tiene el área, con un turismo controlado, y siempre buscando sacarle el máximo provecho desde el punto de vista arqueológico brinda una tranquilidad al respecto.