Crean el primer premio nacional de paleontología y arqueología gracias al impulso de la Fundación Palarq

Descubrir, estudiar y analizar el pasado es cosa que nos compete a todos los del presente, pero existen especialistas que lo hacen mucho mejores que nosotros y merecen ser encomiadas. Entender cómo éramos en el pasado y cómo llegamos a ser lo que somos en el presente es vital para resolver los problemas que hoy en día nos aquejan, es por eso que se hace necesario crear un premio que valore el trabajo de esas personas que dedican toda su vida y esfuerzos a comprender y descubrir el pasado, tal como lo son los paleontólogos y los arqueólogos.

Pero no sólo es necesario premiar las labores científicas de los paleontólogos y los arqueólogos solamente para reconocer sus pericias y logros en el ámbito, sino también para estimular a toda la población interesada en el descubrimiento del pasado a formar parte de estas hermosas ciencias e investigar en pro del conocimiento de la humanidad y del orbe en general. Es por lo anterior expuesto que Antonio Gallardo Ballart, un genuino aficionado de la paleontología y la arqueología, decidió crear la Fundación Palarq, un ente privado destinado a apoyar las excavaciones de las instituciones de España públicas en el extranjero.

Esa misma persona, Gallardo Ballart, decidió empezar a reconocer formalmente el trabajo de los paleontólogos y arqueólogos impulsando el primer premio nacional de arqueología en España. El galardón será entregado por primera vez en la historia este 27 de noviembre de 2018 en el famoso Museo Arqueológico Nacional (MAN). La gala se espera que será majestuosa y, además, se espera la presencia reconocidas empresas locales tal como lo son Cerrajeros y Fontaneros. Para Gallardo, presidente de la fundación, ya es momento de que se reconozca la importancia de la arqueología y la paleontología en la actualidad.

El archiconocido paleontólogo y director del Museo de la Evolución Humana de Burgos, Juan Luis Arsuaga se mostró en total acuerdo con la iniciativa pues piensa que en España muchos científicos deben ser premiados por sus arduas labores, por sus desvelos y por cada uno de los aportes que han brindado para el objetivo de conocer el pasado. Recordemos que la Fundación Palarq no sólo ha impulsado estas iniciativas desde el punto de vista moral, sino que también tienes años llevando a cabo un substancioso aporte económico a los proyectos locales relacionados con la arqueología y la paleontología.

Por su parte, Carmen Pérez Die, importante personalidad dentro del ámbito de las excavaciones en España, aclaró que más allá quién reciba el premio todos los paleontólogos y arqueólogos deben sentirse orgullosos de formar parte de este mundo donde se les reconoce su trabajo. En definitiva, la idea del premio es encomiar la labor de los científicos españoles que se desempeñan tanto dentro como fuera de nuestras fronteras geográficas y reconocerlos cuantitativamente con un premio monetario de 80.000 euros que los estimulen a seguir trabajando en lo que los apasiona y que financien íntegramente sus proyectos científicos.