Se halla el kilómetro cero de las calzadas romanas en la zona bética

En la actualidad se siguen haciendo descubrimientos sobre el pasado, ya que hay muchos lugares que siguen siendo un misterio para nosotros, que eran muy importantes en años pasados, como es la calzada romana en la zona Bética, que se había perdido hace miles de años. Al final el llamado Arco de Jano Augusto fue localizado en la localidad jiennense de Mengíbar, donde se encontraron los primeros indicios de las calzadas romanas. Con robots que han podido examinar la zona y buscar entre la tierra, al final se ha conseguido encontrar la zona exacta y empezar a desenterrar parte de la antigua calzada romana.

Se ha encontrado los restos sepultados bajo la tierra en una campiña de Jaén, donde han aparecido los restos de la calzada romana que marcaba dos hitos claves en la historia, tanto geográfico como histórico. Ahora se puede conocer donde se encontraban las dos bases del Arco de jano Augusto, que se construyeron el siglo I en España. En la época de Augusto todo ello era una gran infraestructura para la época, siendo una de las más modernas ya que fue de las primeras calzadas romanas que se construyeron en la historia. Con este descubrimiento se puede conocer donde estaba situado en la Via Augusta, ya que llegaba desde Roma hasta el atlántico en Cádiz. Una zona que era muy concurrida hace más de mil años.

La zona es muy importante ya que es una de las partes centrales de todo el recorrido de las vías romanas, por ello se va a seguir investigando para conocer mucho más sobre este tipo de descubrimientos, que siguen sorprendiendo tanto a nuestros electricistas, fontaneros, cerrajeros… Aunque el lugar aún se sigue buscando más zonas de excavación, es una gran muestra de que sigue habiendo descubrimientos sorprendentes a diario, sobre todo de la historia de España, donde siempre seguiremos encontrando más trocitos de esa historia perdida en la tierra. Con esta excavación los científicos pueden redimensionar las distancias, además de los momentos históricos, los templos, las rutas y las lecturas históricas que ahora se pueden comprobar gracias a este descubrimiento, que ha cambiado gran parte de la historia de nuestro pasado. Por ello los expertos siempre buscan más opciones a la hora de saber la verdad, ya que hay muchas zonas que aún no se han descubierto, por lo que tienen que seguir investigando para conocer mucho más sobre la historia de nuestro país.

Aunque este es un descubrimiento que ha llevado varios años, ahora podrán hacer los siguientes mucho más rápido, ya que conocen el punto cero de la vía romana, donde descubrieron los primeros restos después de una gran búsqueda. Los investigadores son positivos en cuanto a las excavaciones, ya que siguen buscando más restos y conocen ya varios de los posibles trayectos de esta vía romana, uno de los puntos más importantes hace más de mil años, donde los romanos creaban sus caminos para poder viajar con mucha más rapidez.