Descubre todo acerca del origen de los candados

Muchos de nosotros al día de hoy utilizamos candados para asegurar diferentes objetos de valore, por lo que la presencia de estos dispositivos nos parece hasta normal. Pero, ¿te has preguntado alguna vez cuál es el origen de los candados, desde cuándo los utiliza el ser humano, o cómo han ido evolucionando con el paso del tiempo?

Bien, lo primero que debes saber es que los indicios originales que se tienen de la existencia de los candados nos llevan directamente al Antiguo Egipto, donde se los utilizaba para evitar el robo de todo tipo de objetos preciosos. Incluso, por aquellos tiempos se consideraba que quien tenía candados con formas específicas era una persona con poder, por lo que aún hoy se conservan algunos con formas de pescados y otras muy llamativas.

Por supuesto, también en aquellas civilizaciones se reconocen los primeros antecedentes de las cerraduras actuales, con la particularidad de que, de todos modos, al menos en el Antiguo Egipto no estaba penalizado el robo en sí, sino que una práctica incluso habitual.

Más allá de esto, otras muchas poblaciones de la antigüedad también fueron aficionadas al uso de los candados para proteger sus objetos materiales más preciados, como por ejemplo los griegos, los sitios, e incluso en Esparta.

Los antiguos romanos también tuvieron sus propios candados o cierres móviles, que utilizaban para proteger las entradas a las casas, dándoles un uso mucho más generalizado que el de sólo proteger determinados objetos de valor importantes. Incluso, algunos candados romanos aún hoy son almacenados como reliquias en diferentes museos alrededor del mundo.

En la era medieval, los mercaderes se encargaban de ofrecer y vender cerraduras y candados a los habitantes locales para que protegieran sus propiedades. Incluso, los candados comenzaron a usarse más frecuentemente porque se utilizaban los cofres, baúles y demás elementos semejantes para almacenar elementos considerados importantes, y desde luego, los candados los protegían.

Fue recién en la Edad Media cuando luego de muchísimos años de ser considerados objetos sólo utilizables por las personas con ciertas riquezas, los candados se transformaron en un elemento de uso mucho más habitual para todos los habitantes de las ciudades, adquirieron finalmente la forma que tienen que en la actualidad, y no ya aquellas tan refinadas.

En cuanto a la historia de la palabra candado, o más bien su origen, podemos decir que proviene del latín catenatum, que significa “encadenado”.

Los candados en la actualidad

Ahora, siglos más tarde de aquel origen, los candados siguen siendo elementos realmente importantes cuando se trata de proteger la propiedad privada y todo tipo de objetos de valor, por lo que muchas personas siguen instalándolos en sus casas.

Por este motivo, si es que quieres colocar en tu vivienda candados, cerraduras de seguridad o cajas fuertes, te recomendamos que te pongas en con nuestros profesionales matriculados, que van a brindarte el asesoramiento personalizado que buscas, además de varios presupuestos baratos para que puedas proteger todos tus elementos de valor.

Incluso, si tienes un candado o cerradura que se ha bloqueado o ha sido violado, te recomendamos que inmediatamente te pongas en contacto con nuestro servicio de atención telefónica las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para darte una mano cuanto antes.