Mini cerebro de Neandertal está siendo diseñado a partir de ADN prehistórico

La arqueología como ciencia está avanzando a pasos descomunales. Lo que antes era un impedimento para los arqueólogos, hoy en día no supone nada más que una actividad cotidiana. Asimismo, lo que antes se creía imposible, hoy en día es totalmente posible y puede ser materializado para asuntos académicos. De esa forma, en la actualidad tenemos científicos trabajando en pro de la arqueología para crear la viva evidencia de la diferencia existente entre los humanos modernos y la humanidad prehistórica. La creación de un mini cerebro a partir del ADN de un Neandertal es un avance científico que actualmente se está llevando a cabo para dar herramientas contundentes a los arqueólogos en orden de demostrar la diferencia intelectual y social de los hombres de hoy en día y los hombres del pasado lejano.

Sabemos muy bien que las costumbres y la capacidad intelectual de los humanos modernos en comparación con los humanos prehistóricos, no son iguales y ni siquiera parecida hablando a grandes rasgos, pero alguna vez te has preguntado ¿por qué? ¿cuál es la diferencia biológica existente entre los humanos modernos y los humanos prehistórico? ¿es el cerebro la clave para entender y asimilar las conductas de los primeros humanos? ¿realmente, biológicamente hablando, son superiores los humanos modernos a los neandertales?

Todas esas y muchas más preguntan se han planteado los científicos, los arqueólogos y las personas comunes de la humanidad actual, tales como los fontaneros precios economicos. Pues la respuesta a todas esas preguntas supone un avance científico y tecnológico descomunal para la humanidad. Entender la diferencia entre los humanos del pasado y los humanos del presente, es la llave para un sinfín de oportunidades que presenta las ciencias biológicas.

El proyecto que hoy en día están llevando a cabo los científicos se basa en desarrollar organoides cerebrales a partir de células madres contendoras de ADN Neandertal, para de esa formar lograr confeccionar una réplica miniatura del cerebro de un humano prehistórico. Es un proyecto ambicioso, pero según las pruebas mostradas hasta ahora por la comunidad científica, es totalmente posible y más temprano que tarde tendremos más noticias acerca de esta gran investigación.

Dichos cerebros no son cerebros per se, pues no tienen la capacidad de pensar, imaginar o sentir, por lo que sus propósitos son netamente biológicos-arqueológicos y no psicológicos. Son muy similares a los cerebros adultos de un humano actual desde el punto de vista estético, pero no desde el punto de vista funcional.

Para más información acerca de este apasionante tópico, puedes buscar en el Instituto Max Planck de Antropología evolutiva, en Leipzig (Alemania), el cuál es el lugar donde la investigación se está desarrollando. Gray Camp es el principal artífice de este proyecto que pronto estará dando de qué hablar a todo el mundo.

Recuerda que la meta de este proyecto es entender cómo los humanos pasamos de vivir en un sistema de vida rudimentario y animal a construir sociedades complejas donde hoy convivimos con total naturalidad.

Descubre todo acerca del origen de los candados

Muchos de nosotros al día de hoy utilizamos candados para asegurar diferentes objetos de valore, por lo que la presencia de estos dispositivos nos parece hasta normal. Pero, ¿te has preguntado alguna vez cuál es el origen de los candados, desde cuándo los utiliza el ser humano, o cómo han ido evolucionando con el paso del tiempo?

Bien, lo primero que debes saber es que los indicios originales que se tienen de la existencia de los candados nos llevan directamente al Antiguo Egipto, donde se los utilizaba para evitar el robo de todo tipo de objetos preciosos. Incluso, por aquellos tiempos se consideraba que quien tenía candados con formas específicas era una persona con poder, por lo que aún hoy se conservan algunos con formas de pescados y otras muy llamativas.

Por supuesto, también en aquellas civilizaciones se reconocen los primeros antecedentes de las cerraduras actuales, con la particularidad de que, de todos modos, al menos en el Antiguo Egipto no estaba penalizado el robo en sí, sino que una práctica incluso habitual.

Más allá de esto, otras muchas poblaciones de la antigüedad también fueron aficionadas al uso de los candados para proteger sus objetos materiales más preciados, como por ejemplo los griegos, los sitios, e incluso en Esparta.

Los antiguos romanos también tuvieron sus propios candados o cierres móviles, que utilizaban para proteger las entradas a las casas, dándoles un uso mucho más generalizado que el de sólo proteger determinados objetos de valor importantes. Incluso, algunos candados romanos aún hoy son almacenados como reliquias en diferentes museos alrededor del mundo.

En la era medieval, los mercaderes se encargaban de ofrecer y vender cerraduras y candados a los habitantes locales para que protegieran sus propiedades. Incluso, los candados comenzaron a usarse más frecuentemente porque se utilizaban los cofres, baúles y demás elementos semejantes para almacenar elementos considerados importantes, y desde luego, los candados los protegían.

Fue recién en la Edad Media cuando luego de muchísimos años de ser considerados objetos sólo utilizables por las personas con ciertas riquezas, los candados se transformaron en un elemento de uso mucho más habitual para todos los habitantes de las ciudades, adquirieron finalmente la forma que tienen que en la actualidad, y no ya aquellas tan refinadas.

En cuanto a la historia de la palabra candado, o más bien su origen, podemos decir que proviene del latín catenatum, que significa “encadenado”.

Los candados en la actualidad

Ahora, siglos más tarde de aquel origen, los candados siguen siendo elementos realmente importantes cuando se trata de proteger la propiedad privada y todo tipo de objetos de valor, por lo que muchas personas siguen instalándolos en sus casas.

Por este motivo, si es que quieres colocar en tu vivienda candados, cerraduras de seguridad o cajas fuertes, te recomendamos que te pongas en con nuestros profesionales matriculados, que van a brindarte el asesoramiento personalizado que buscas, además de varios presupuestos baratos para que puedas proteger todos tus elementos de valor.

Incluso, si tienes un candado o cerradura que se ha bloqueado o ha sido violado, desde profesionales cerrajeros Madrid te recomendamos que inmediatamente te pongas en contacto con nuestro servicio de atención telefónica las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para darte una mano cuanto antes.